Martes, 27 Diciembre 2005 09:11

Seguridad vial: el efecto radar

Escrito por Lord_Kelvin
Valora este artículo
(0 votos)
L. C. /Le Figaro /27 de diciembre de 2005

Menos de 5.000 accidentes mortales sobre las carreteras de Francia en 2005. El objetivo está a un paso de alcanzarse. La multiplicación de los radares y controles como la agravación de las sanciones acompañó una toma de conciencia colectiva desde 2003.
Por primera vez en la historia de la seguridad vial en Francia, la barrera simbólica de los 5.000 accidentes mortales podrí­a no cruzarse este año. El objetivo indicado por el Gobierno podrí­a alcanzarse, o al menos rozarse. Antes de las fiestas, Dominica Perben, Ministra de Transportes, hizo un llamamiento a la prudencia. Durante el fin de semana de Noí«l, diez personas encontraron trágicamente la muerte al volante, un drama que destaca aún la necesidad de seguir siendo vigilante.

En tres años, el número de muertos en las carreteras, en cualquier caso, cayó más del 32% y el de los heridos en casi 30%. La mortalidad disminuyó tanto como durante los 17 años anteriores. Se ve pues el cambio de dirección. A golpes de radares y retiradas de puntos, la seguridad sobre las carreteras hexagonales finalmente ha progresado, "se salvaron más de 6.000 vidas y se evitaron 100.000 heridos" en tres años "gracias a la vigilancia y a la prudencia de los Franceses", destacó el jefe del Estado, a finales de octubre, en los segundos Estados Generales de la seguridad vial.

Se endurecieron los textos
La seguridad vial en efecto se creó al hilo de las obras presidenciales hace cerca de tres años, en el mismo concepto que la lucha contra el cáncer y la polí­tica en favor de las personas minusválidas.

Desde el Gobierno no se relajó los esfuerzos: las estadí­sticas de la carretera son una preocupación constante no sólo al Ministerio de Transportes, sino también a Matignon. El verano pasado, la subida del número de muertes en el mes de julio (+ 7% con relación al año anterior) alertó la vigilancia del Primer Ministro. La idea de una "pausa" en la instalación de los radares, emitida en la primavera por Dominica Perben, está ya bien lejos... ya se programan 500 nuevos aparatos para el próximo año.

Los famosos radares automáticos hicieron su primera aparición en 2003, la ví­spera de las grandes salidas del Todos los Santos. Pero, progresivamente, los automovilistas aprenden "a levantar el pie". "El cinturón de seguridad hizo un clamor de indignación cuando se impuso en los años 70?, destaca a Rémy Heitz, delegado interministerial para la seguridad vial. "Desde entonces, entró en las costumbres. De la misma forma los radares comienzan a aceptarse", asegura.

Los textos se endurecieron, y la práctica judicial con los tribunales, ven desfilar cada semana a decenas de personas detectadas por "conducir en estado de alcoholemia" - la CEA en jerga judicial. Los etilómetros ubicados en los coches de policí­a permiten controles más frecuentes y el tipo de alcoholemia tolerado bajó. Al otro final de la cadena, los entarimados siguieron: para numerosos conductores reincidentes, la conducta en estado de alcoholemia lleva regularmente a penas de prisión. Signos de los tiempos, los propios magistrados se habí­an adelantado a la ley y habí­an decidido, antes de 2003, no conceder "permisos blancos" a los conductores condenados por graves delitos - una autorización que les permití­a tomar el volante solamente por razones profesionales. El número de anulaciones de permiso por falta de puntos restantes también les estalló.

Este año, los últimos estudios cientí­ficos han abierto nuevos horizontes a las autoridades, destacando el ví­nculo entre mortalidad al volante y consumo de drogas. A pesar de la ley de 2003 que penalizaba el uso de estupefacientes al volante, la toma de cannabis en los jóvenes conductores se multiplicó por dos entre 2001 y 2004, según un reciente estudio. Ahora bien, si las fuerzas de policí­a adquirieron la experiencia de la detección del alcohol al volante, no es así­ mismo para el cannabis. Se practicaron diez millones de controles de alcoholemia este año, contra solamente menos de 13.000 para la detección del cannabis...

Prueba salival
Actualmente, la única prueba disponible es una prueba urinaria, que no es fácil de practicar en las carreteras. La Delegación interministerial para la seguridad vial cuenta con la puesta a punto, para 2006, de una prueba salival que permitirí­a reforzar los controles.

Dos extensos proyectos siguen estando abiertos para 2006. El Gobierno quiere luchar contra los accidentes con ví­ctimas jóvenes. Mientras representan un 13% de la población francesa, los menores de 24 años constituyen cerca del 30% de los muertos en carretera. Los motociclistas serán también objeto de una vigilancia reforzada.
Visto 1864 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Novedades en Blog

« Abril 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30