Martes, 16 Diciembre 2003 22:24

UPGC. COMUNICADO DE PRENSA. FRACASO PLAN NACIONAL DE SEGURIDAD VIAL

Escrito por espanol
Valora este artículo
(0 votos)
UNIÓN PROFESIONAL DE GUARDIAS CIVILES -UPGC-
Secretaria de Comunicación.
Calle Urí­a, 56-2ͺ.
33003-Oviedo (Asturias).
Teléfono: 985.228.500.
Fax: 985.214.250.
E-mail: upgc@hotmail.com

REFERENCIA:
Especialidad: Circulación y Tráfico.
ímbito: Nacional.
Oviedo. Miércoles 16 de diciembre de 2003.


COMUNICADO DE PRENSA

EL PUENTE DE LA CONSTITUCIÓN NUEVAMENTE EVIDENCIA EL FRACASO DEL PLAN NACIONAL DE SEGURIDAD VIAL
La Unión Profesional de Guardias Civiles -UPGC-, Asociación NACIONAL, de Guardias Civiles, PLURALISTA e INDEPENDIENTE, con relación al tráfico balance de ví­ctimas en la red vial del Estado en el puente de la Constitución, pone en conocimiento de la sociedad a través de los distintitos medios de comunicación social lo siguiente:

Las 76 personas fallecidas en accidentes de circulación ocurridas en las carreteras españolas, con independencia de las causas que originaron y contribuyeron a tan trágico balance (especialmente imprudencias de sus conductores: velocidad, distracción o desatención en la conducción, maniobras antirreglamentarias, alcoholemia, el NO utilizar el cinturón de seguridad, etc.), han evidenciado:

1. El Plan Nacional de Seguridad Vial y las reiteradas reformas legislativas en materia de tráfico no han producido el efecto esperado, sino por el contrario el puente de la Constitución ha provocado unos nefastos resultados, siendo el más trágico de la última década.

2. Los responsables de la Administración Central no asumen su responsabilidad como es habitual en nuestro paí­s. Desde la Dirección General de Tráfico eluden el problema argumentando que el factor humano es la causa determinante, que sin duda es así­ en muchos casos, pero no por eso tienen que evadirse de afrontar su responsabilidad, pues lo objetivo y correcto es decir que ha tenor de las cifras de ví­ctimas, los actuales cargos de la Administración con responsabilidad en materia de seguridad vial no aportan iniciativas, proyectos, planes, etc, que eviten o al menos sirvan para paliar esta ?pandemia?.

3. Desde la UNIÓN PROFESIONAL DE GUARDIAS CIVILES (UPGC) apelamos a la responsabilidad de la Administración para que se deje de hacerse tanta demagogia y de una vez por todas se aborde el problema con rigor, eficacia y afrontando que algunas medidas son impopulares, con lo cual la situación actual pasa por acometer un PLAN GLOBAL DE SEGURIDAD VIAL, que comprenda medidas preventivas, paliativas y punitivas sobre todos aspectos que influyen en la ejecución de accidentes (el factor humano, el vehí­culo, la ví­a y las condiciones atmosféricas).

MEDIDAS URGENTES QUE PROPONE LA UNIÓN PROFESIONAL DE GUARDIAS CIVILES:

Agrupación de Tráfico.

Actualmente la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil esta en torno a los 8600 Agentes (a esta cifra hay que restar los heridos en acto de servicio, bajas médicas, personal que no realiza funciones propias de control y vigilancia de carreteras ?Operadores de los Centros Operativo de Tráfico, Grupos de Informes y Apoyo de Tráfico, especialistas en laboratorio, mecánicos de automóviles, especialistas de aparatos especiales, oficinas, conductores de los Oficiales, etc.- de este excedente tenemos que tener en cuenta que hay que dividirlos en turnos de mañana, tarde y noche, y detraer los Agentes que tienen que asistir a comparecencias judiciales). Por consiguiente, entendemos que la Agrupación de Tráfico debe al menos contar con una plantilla de 15.000 Agentes para afrontar la vigilancia en las carreteras de su demarcación territorial y poder hacer frente a los innumerables eventos deportivos, transportes especiales, controles de alcoholemia, protección de autoridades, etc.
La escasa demanda de los Guardias Civiles que optan por realizar el curso de especialista en circulación y tráfico (Motoristas y Atestados e Informes) y rehúsan (en aquellos casos que tienen la especialidad) a un destino o causan baja en la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil viene determinada por la falta de interés del Ministerio del Interior en incentivar a sus Agentes en comparación con los integrantes de otros Cuerpos Policiales que desempeñan similares funciones (Policí­as Autónomos y Locales), tratándose de una de las especialidades que precisa mucho sacrificio y con mayor í­ndice de siniestralidad laboral dentro de la Guardia Civil, pues sólo en el año 2002 se produjeron 645 accidentes en acto de servicio.
Además, pese a esta insuficiente plantilla de la Agrupación de Tráfico, resulta que sus Agentes están asumiendo funciones de vigilancia, control de tráfico y confección de atestados en ví­as de titularidad municipal, debido a que las Corporaciones Locales con competencias en la materia y Cuerpos de Policí­a Local, por falta de presupuesto no pueden pagar las horas extras, festivas y nocturnas a sus propios Agentes de Policí­a Local o, por no disponer de personal cualificado para la investigación de accidentes de tráfico, esta originando que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se haga cargo de la vigilancia, control de tráfico y elaboración de atestados. (especialmente cuando hay que realizar Informes Técnicos con motivo de fallecidos).
Necesidad de dotar a la Guardia Civil de Tráfico de los medios tecnológicos adecuados para ejercer eficazmente sus funciones (etilómetros y cinemómetros de última generación, disponer de medios adecuados para la investigación de accidentes, analizadores de tacógrafos, regloscopios, sonómetros, medios para señalizar los accidentes y de esta forma evitar no sólo la producción de otros sino garantizar la propia seguridad de los Guardias Civiles que intervienen en los primeros momentos de la ejecución del siniestro, implantar el sistema de telecomunicaciones SIRDEE, utilización de vehí­culos camuflados, etc.).

Velocidad y Alcoholemia

Instalación de cinemómetros y cámaras de control de tráfico en zonas peligrosas y ví­as de alta capacidad.
Cambios legislativos con el fin de limitar la velocidad en función de las circunstancias concurrentes tanto del conductor, vehí­culo, carga, ví­a, climatologí­a adversa, etc.; todo ello con el fin de erradicar los EXCESOS DE VELOCIDAD Y LA VELOCIDAD INADECUADA, pues se trata de una de las principales causas de ejecución de accidentes (la tecnologí­a actual permite articular una serie de medidas como es el uso de limitadores de velocidad en turismos, instalación de sistemas de ayuda a la conducción en turismos, paneles informativos en carreteras, adaptaciones técnicas de semi-remolques para el transporte de cargas inestables o peligrosas, etc.).
En aquellos procedimientos que el exceso de velocidad, la velocidad inadecuada y la alcoholemia estén perfectamente acreditadas con ocasión de accidentes de circulación con el resultado de fallecidos o heridos graves se consideren circunstancias agravantes.
Tasa cero de alcoholemia, de esta forma ninguna persona ejercerí­a la conducción tras ingerir bebidas alcohólicas, pues estudios de medicina legal han demostrado que las pequeñas dosis son tan peligrosas como la franca borrachera (embriagueces mudas, latentes, etc.). Igualmente determinar una tasa de alcoholemia en todo el Estado a partir de la cual se procederí­a a instruir atestado (en los casos en que esta implicado su conductor en un accidente de circulación o infracción al igual que la normativa actual, siempre atestado). Por debajo de dicha tasa serí­a infracción administrativa.

Cinturones de Seguridad.

La NO utilización del cinturón de seguridad u otros sistemas de retención homologados (al igual que la no utilización del caso de protección y teléfonos móviles) que en la actualidad se considera infracción leve, pase a ser considerada una infracción grave.

Seguridad Activa y Pasiva en vehí­culos.

Establecer nuevas medidas o al menos que desde la Administración se fomente entre los fabricantes de vehí­culos equiparlos de serie con sistemas de seguridad activa y pasiva (Sistema ABS de frenos antibloqueos, Control de Estabilidad, Airbag, Sistemas de Protección contra latigazos cervicales, etc.), al igual actualmente es obligatorio el uso del cinturón de seguridad.
Puesto que la revista ?TRAFICO? que edita la Dirección General de Tráfico, publica los superventas de vehí­culos, según la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), conocer cual son los vehí­culos y marcas que se ven implicadas en un mayor número de accidentes.
Legislación acorde en materia de publicidad de vehí­culos, con el fin de evitar mensajes subliminales que incitan a la velocidad.

Infraestructuras.

Nadie duda de la importancia que tiene la red vial para reducir el número de accidentes y la gravedad de los mismos, pero mientras se inauguran nuevos viales, miles de kilómetros de autopistas, autoví­as, carreteras nacionales y de las denominadas de ?segundo orden?, nos encontramos con que:

Existen muchos kilómetros que han perdido su poder drenante.
Instalar elementos de contención que atenúen los efectos en las salidas de ví­a. Un ejemplo lo tenemos en las autopistas y autoví­as que carecen de biondas o quitamiedos que podrí­an evitar que en caso de ?despiste? de un conductor salga de la plataforma por la cual circula e invada la plataforma del sentido contrario.
Supresión de elementos de riesgo (Cubrir con protecciones blandas de poliuretano las biondas o postes tipo IPN, conocidos por sus agresivos filos, que tantas vidas están ocasionando a los pilotos de motocicletas y ciclistas en caso de caí­da.)
Ausencia, no visible o deficiente señalización (tanto vertical como horizontal).
Falta de conservación y limpieza de márgenes.
Necesidad de eliminar o adecuar los tramos de concentración de accidentes (eliminación de los denominados ?puntos negros).
Iluminar y adoptar los mecanismos de balizamiento adecuados en aquellos tramos de carretera donde se produzcan habitualmente una reducción de visibilidad por climatologí­a adversa, niebla, lluvia, nevadas, etc.
Etc.

Dirección General de Tráfico.

Debido a la estructura actual del Estado y las competencias asumidas por las Comunidades Autónomas y Corporaciones Locales, se debe de plantear las funciones encomendadas a este Organismo o, incluso articular nuevas formulas (Agencia Nacional de Seguridad Vial como propone el PSOE, etc.).

Otras medidas.

Juzgados y Fiscalí­as especiales en materia de tráfico.
Modificación del Código Penal al objeto de tipificar de una forma clara y más severa aquellos comportamientos y tipos penales que influyan o estén relacionados en la producción de accidentes.
Ayudas especiales para las ví­ctimas de accidentes de circulación e inversiones y desarrollo de programas en materia de sanidad (en la actualidad en todo el Estado sólo existen dos hospitales para parapléjicos)
Replantear la actual graduación de las sanciones y la forma de proceder para la ejecución de las mismas, con el fin que la pena sea proporcional, ejemplarizante y disuadan para evitar que los conductores realicen comportamientos o maniobras que influyan gravemente en la seguridad vial. La última modificación en la graduación de las infracciones en carretera, lleva a hechos tan llamativos como sancionar con 450? al camión que incumple la prohibición de circular en fines de semana o festivos y, sin embargo, el infractor que pone en peligro su vida y la de los demás en un adelantamiento peligroso, sólo se sanciona con 150?, lo cual comporta una pérdida de respeto hacia la normativa por parte del verdadero infractor, puesto que el precio de su actuación es muy barato, provocando en el conductor joven, que el más desinhibido hací­a el peligro, vea fácil y con pocas trabas el ejercicio de la conducción negligente. En otros casos, una Conducción Temeraria o Peligrosa que no se identifica al conductor en el acto, puede eludir la infracción y la retirada del Permiso de Conducción no identificando al conductor causante de la infracción ( en este caso el titular del vehí­culo queda en una mera sanción pecuniaria, que puede evitar si es insolvente), en otros casos se utiliza los subterfugios de facilitar los datos de un conductor insolvente, fallecido posteriormente a la infracción, residente fuera de España, etc. y de esta forma el titular elude tanto el pago de la infracción como la retirada de la Autorización Administrativa para conducir.
Una legislación que regule la potencia de los coches en función del perfil del conductor, antigí¼edad del Permiso de Conducción y sus antecedentes.
Permiso de Conducción por puntos.
Controlar que los vehí­culos que se encuentran en circulación disponen de la pertinente póliza de seguro, asimismo que el tomador/res del seguro, coincida con el conductor / res del vehí­culo. La excesiva potencia de los vehí­culos y el sustancial desembolso económico de la póliza de seguros, esta provocando que los vehí­culos conducidos por jóvenes, suscriban pólizas de seguros figurando como tomadores familiares director, de mayor edad y antigí¼edad en el Permiso de Conducción; circunstancia que se hace con el fin de abaratar el coste del seguro.
Inmovilización inmediata en depositos apropiados de los vehí­culos que se detecten circulando sin asegurar.
Coordinación Policial entre la Guardia Civil de Tráfico, con las Policí­as Autónomas y Policí­as Locales, con el fin de articular los dispositivos en las inmediaciones de las ?zonas de movida? y evitar que los jóvenes utilicen el vehí­culo en sus desplazamientos.
Desde las Jefaturas Provinciales de Tráfico, inspeccionar y verificar con más rigor a los Centros de Reconocimientos Médicos para Conductores con el fin de comprobar que estos cumplen con toda la normativa, disponen de los medios y aparatos adecuados y los reconocimientos son realizados por el oftalmólogo, el medico de medicina general y el psicólogo; es decir la revisión debe ser realizada por tres facultativos.
Disponer el personal de la Agrupación de Tráfico de medios y locales adecuados para la retirada de vehí­culos cuando reglamentariamente proceda esta medida.
La posibilidad de retirar el Permiso de Conducción por parte de los Agentes de Tráfico, supone otra medida acertada por su ?inmediatez? en articular una respuesta preventiva y correctora siempre y cuando este perfectamente regulada y se evite situaciones de indefensión.
Implantar o al menos impartir enseñanza de seguridad vial en los colegios.
Creación de campañas selectivas a colectivos que tienen más posibilidades de sufrir accidentes (por ejemplo: los jóvenes)
Promover coloquios, visitas a colegios, etc. por parte de la Guardia Civil de Tráfico, Policí­a Autónoma y Local, donde la enseñanza va precedida de la experiencia.
Otras medidas sociales, como los denominados ?trenes o autobuses buhos?, realización de campañas de alcoholemia en zonas de copas entre los jóvenes, etc.

Alfonso Sánchez Garcí­a y Miguel Perianes López,
Presidente y Secretario General respectivamente.
Visto 1605 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Novedades en Blog

« Noviembre 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30