Domingo, 16 Noviembre 2003 21:28

LOS EXPERTOS PIDEN LA TASA CERO DE ALCOHOLEMIA

Escrito por espanol
Valora este artículo
(0 votos)
LA VOZ DE ASTURIAS.
Tema del Dí­a.
Domingo, 16 de noviembre de 2003.

DEBATE ABIERTO SOBRE LA ELEVADA MORTALIDAD EN LAS CARRETERAS ASTURIANAS

Los expertos piden la aplicación de la tasa cero de alcoholemia

Í·Guardias civiles y especialistas en Medicina Legal y Forense creen que reducirí­a la siniestralidad

Í·Los transportistas sostienen que "discrimina" al profesional y las ví­ctimas rechazan la propuesta

PILAR CAMPO (16/11/2003)

Los guardias civiles de Tráfico y los expertos en Medicina Legal y Forense dieron ayer un vuelco de tuerca al debate abierto sobre las causas que originan la elevada siniestralidad que se registra en las carreteras asturianas y que se disparó la semana pasada con seis ví­ctimas mortales en sendos accidentes en El Berrón (Siero) y Mieres. La Unión Profesional de Guardias Civiles (UPGC), única asociación integrada por agentes en activo, aboga porque nuestro paí­s se sume a la tendencia europea de lograr la tasa cero de alcoholemia, de tal forma que, si prosperara su propuesta, ningún conductor podrí­a salir a la carretera tras ingerir bebidas alcohólicas aunque fuera en cantidades í­nfimas.

"Es un contrasentido que se tipifique como un delito contra la seguridad del tráfico la conducción si se supera los 0,25 miligramos por litro de aire o 0,50 gramos por litro de sangre, lo que significa que hasta ese lí­mite está permitida la conducción bajo los efectos del alcohol", expone Miguel Angel Perianes, secretario general de la UPGC que une a su condición de experto en investigación de accidentes de tráfico su especialización como criminólogo.

NI UN VINO Perianes rechaza la tradición popular que apunta a que "por beber un vino o una cerveza" no pasa nada. "El que se autorice a beber un mí­nimo es como si dices que puedes matar, pero levemente", ilustra gráficamente.

Consciente de que cada persona tiene una constitución diferente y una toleración distinta a la ingesta de alcohol y que existen otros condicionantes como si se ha tomado alimentos o medicamentos, la UPGC se decanta a favor de una modificación del Código Penal, una regulación especí­fica para las ví­ctimas de siniestros de circulación y la creación de fiscalí­as y juzgados especializados para unificar criterios.

"La ví­ctima está desprotegida", señala Miguel Angel Perianes, que suma al factor humano --por exceso de velocidad e ingesta de alcohol-- la falta de otras medidas preventivas que hubieran podido evitar accidentes como los registrados en Siero y Mieres. "Si hubiera habido una barrera de seguridad, el accidente de Siero se hubiera evitado y también el de Mieres si hubiera habido un muro de hormigón, sin obviar que hubo exceso de velocidad y alcohol".

José Angel Rodrí­guez Getino, especialista en Medicina Legal y Forense y profesor titular de esta disciplina en la Universidad de Oviedo, comparte la propuesta de tender a la tasa cero. "La caracterí­stica de la alcoholemia es que es un criterio cuantitativo que tiene una influencia distinta en unas personas que en otras. En unas es inocua y no altera su capacidad de reacción al volante. Depende de si va más a la grasa que a la sangre. Teniendo en cuenta que no sabemos el efecto cualitativo que va a producir, llegar a la tasa cero al volante es un fin preventivo", indica.

La tolerancia al alcohol no se circunscribe al sexo, ni a la edad. "El efecto del alcohol depende de la concentración que alcance en sangre y de otros factores; la distribución de la grasa, si está el estómago lleno, etcétera", comenta.

La propuesta, sin embargo, choca con el rechazo frontal de la Asociación de Empresarios del Transporte y Aparcamientos de Asturias (Asetra). Su presidente, Ovidio de la Roza, se opone de forma taxativa. "La tasa cero es una medida demagógica que discrimina a los conductores profesionales porque beber una cantidad mí­nima de alcohol no tiene influencia. La siniestralidad no es tanto un problema de alcohol como de conducción imprudente y falta de pericia. Los estudios de Tráfico ratifican que la primera causa de los siniestros es el conductor y en segundo lugar las carreteras, muchas de las cuales no están desdobladas o hay mala señalización. También influye el estado del firme o la climatologí­a". Los accidentes de la semana pasada tení­an al exceso de velocidad y al alcohol como principal desencadenante. "En esos casos se produjo una tragedia, pero la responsabilidad era exclusiva del conductor".

Maribel Fernández, presidenta en Asturias de la Asociación de Ví­ctimas Stop Accidentes, también discrepa de la tasa cero. "Por un par de cervezas no es motivo suficiente para a partir de ahora prohibir beber algo en la comida. Otra cosa diferente es que se conduzca totalmente ebrio". En pleno debate, se celebrará hoy el dí­a mundial en recuerdo a las ví­ctimas de accidentes de tráfico.

Visto 1553 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Novedades en Blog

« Octubre 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31