Martes, 20 Septiembre 2005 20:06

CAMPEONATO DE AUXILIO EN ACCIDENTES

Escrito por Lord_Kelvin
Valora este artículo
(0 votos)
El Periódico de Catalunya. 16/09/2005.

?Dos automóviles acaban de colisionar violentamente. Hay un herido atrapado en el interior de uno de los coches. Se necesita la presencia urgente de los equipos de socorro. Una vida corre peligro. ¿La salvarán? Ante este mismo reto se encontraron ayer los 18 equipos de bomberos de toda España que acudieron a Montjuí¯c para participar en el primer campeonato nacional de rescate en accidentes de tráfico. Y no tuvieron más remedio que emplearse a fondo.
La cara de José Marí­a Tocino, cabo de los bomberos de Marbella, era todo un poema después de dejarse la piel en el servicio. "Se pasan más nervios aquí­ que en un accidente real. En la carretera estoy tranquilo, pero ahora soy todo adrenalina", relató. Al igual que el resto de participantes y tras entrenarse durante tres meses, José Marí­a tuvo que sacar un herido de carne y hueso del interior de un coche convertido en chatarra y después someterse al dictamen de un cónclave de jueces que analizó al detalle el salvamento...

Pero el espí­ritu olí­mpico fue el gran protagonista de los rescate. "No es una competición pura. Se viene a aprender. Es más un ejercicio formativo que acaba con un examen final", matizó Jesús Martí­nez Armesto, vicepresidente de la Asociación profesional de Rescate en Accidentes de Tráfico (APRAT) y miembro de la organización. Y el examen nadie lo suspende. "La evaluación es siempre constructiva", agregó Armesto.

Tras realizar su ejercicio, el equipo de Bombers de la Generalitat, capitaneado por Roger Llinars, se veí­a con opciones. "Los jueces nos han dicho que somos un equipo muy cohesionado y con un buen ritmo de trabajo. Que lo hemos hecho muy bien, vamos", sonrió Llinars.

David Pérez, del equipo de la Diputación de Alicante, también estaba contento con el resultado de su prueba aunque no se parecí­a a ningún siniestro de los que ha actuado en sus ocho años de bombero."Todos los accidentes son diferentes". José Soler, el sargento del equipo, muy satisfecho, destacó el realismo del escenario: "Sólo falta la sangre". E hizo un guiño: "Qué bien nos irí­an estas vallas en los accidentes de verdad, trabajarí­amos mucho más tranquilos".

El oficial del grupo, Miguel Seguí­, destacó que una cita de este tipo "es como un congreso: se aprenden nuevas técnicas y a la vez sirven de motivación".

Mientras los madrileños alababan la buena actuación de los Bombers de la Generalitat, los rescatadores de Logroño sacaban a su ví­ctima del amasijo de hierros. "Despacio, despacio", repetí­a Michel. Cuando el herido fue evacuado sano y salvo, los bomberos del resto de parques rompieron en sonoros aplausos, un ritual que se repitió al final (siempre feliz) de cada rescate.?
Visto 1475 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Novedades en Blog

« Septiembre 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30